headerphoto

MITOS Y LEYENDAS INDÍGENAS

Roxanna Erdman
Editorial Everest

Libros sin cuerpo

“Cada vez que muere un indio muere con él toda una biblioteca”
Fernando Benítez

Los orígenes, los fenómenos, las características de un vasto universo, han retado desde siempre a la imaginación de los hombres para ampliar su manera de comprender y vivir el mundo. Los mitos y las leyendas son esas explicaciones poéticas y ejemplares de eventos extraordinarios, además de una forma de transmitir el conocimiento ancestral, la cosmogonía, y los valores e identidad del ser humano; todo ello en conjunto construye los cimientos de muchas mitologías, tan fuertes que su mensaje ha llegado hasta nuestros días solamente con la ayuda de un sencillo tejido de voces.
Mitos y leyendas indígenas es un libro ilustrado que contiene cuatro narraciones extraídas de la tradición oral del sur de México. Si pensamos que el mito también es un puente entre lo divino y lo humano, entenderemos por qué en la primera historia, “La lengua del chapulín”, se habla del lugar que le corresponde a cada ser en el universo y la benevolencia del dios creador de todos los animales; o la cercanía entre dioses y animales en el relato “El relojero”, donde los pájaros son convocados por los dioses a una gran reunión para hablar (porque antes los animales podían hablar) y que se relaciona con la historia anterior en cuanto a la asignación de un trabajo, un castigo, una razón de ser y existir; el mito de “La tortuga” nos describe una misión: este animal traería un mensaje secreto de los dioses recibiendo como recompensa la longevidad, y para que nadie más se enterara del propósito divino, le vedaron la voz. Aunque nunca se habla del mensaje que envían los dioses a los hombres, se sabe que los hombres de aquel tiempo supieron entender la palabra que entregó la tortuga y por eso ahora existen imágenes suyas en forma de friso sobre las puertas de los templos… A veces me gusta pensar que el mensaje entregado por la tortuga está aún grabado en su caparazón, así, silencioso, casi inmóvil, eterno. Finalmente la leyenda “El sapo”, que engaña a su amiga el águila para entrar a una fiesta a la que no fue invitado. Muchas leyendas de diferentes países coinciden en decir que el sapo es un animal pretencioso, arrogante, arribista, codicioso y utilitarista, pero esta historia me asombra por su semejanza con otra que quizá viajó mucho más al sur y fue recopilada por la argentina Graciela Montes en un libro titulado Cuentos del sapo, y en cuyo prólogo dice algo sobre la fábula que nos va muy bien para nuestro propósito: “Lo cierto es que hay cientos de historias de animales (…) Historias sin libro que viven sólo en la memoria y en la voz de quienes las cuentan, y que de pronto reaparecen.”
El epígrafe de esta reseña es una cita del escritor Fernando Benítez, investigador profundo de los indios mexicanos y su cultura; releyéndola, pienso en ese otro tipo de bibliotecas que tenemos cerca pero no reconocemos, y que en el otro hay una cantidad de conocimientos e historias. Concluyendo, los mitos son como libros que se escabullen y mutan de ser a ser hasta convertirse sólo tal vez en un texto… una noche de cuentos es eso, una gran biblioteca de libros que se llevan en la memoria.
Luis Álvarez

1 comentarios:

T.ao. dijo...

Mirá lo que hacen estos indios con la tecnología:

http://listao.blogspot.com/2007/11/gracias-al-gps-una-tribu-del-amazonas.html#links

Estos son distintos a los de las leyendas no?